¿Que es la Leishmaniosis y como prevenirla?

Descubre qué es esta enfermedad y como prevenirla en tus perros.

En nuestro último post  os contábamos cuáles son los parásitos más frecuentes en perros y los métodos de desparasitación para estos bichitos.

Hoy nos centramos en un vector, el flebotomo, que se trata del mosquito transmisor de la Leishmaniosis.

La Leishmaniosis

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria producida por la picadura de un mosquito infectado de esta enfermedad.

Debemos destacar que los mosquitos no tienen la enfermedad pero la infectan a nuestros perros, y también hay casos en la que los perros pueden ser portadores de la enfermedad y no desarrollarla.

Y en el caso de el mosquito les pique, es el perro el que “le pasa” la enfermedad al mosquito y este a su vez, puede con su picadura transmitir la enfermedad a otros perros.

La enfermedad no tiene cura y afecta muy negativamente a la salud de nuestro animal, concretamente al sistema inmunológico ya que lo va deteriorando progresivamente.

El tiempo que transcurre desde el contagio hasta la manifestación de los síntomas puede llegar a ser entre 4 y 6 meses, dependiendo de cada caso. Por otro lado, los síntomas pueden variar en cada perro, por eso es recomendable realizar analíticas periódicas específicas o realizar tests específicos de leihmaniosis para la detección a través de la sangre, si se tiene la sospecha de que el perro pueda estar infectado.

Si la leishmaniosis no es diagnosticada con tiempo y esta avanza, afectará más negativamente a los órganos del animal.
Por eso, la prevención y el diagnóstico temprano es vital en estos casos.

¿Cómo se infecta el perro de leishmaniasis?

La transmisión de leishmaniosis a los perros se produce inmediatamente después de la picadura del flebotomo (mosquito) infectado. A continuación os contamos en pasos cómo es el proceso de infección:

  1. El flebotomo infectado tiene promastigotes flagelados de Leishmania en el aparato bucal, que inocula con la saliva al picar al perro.
  2. Estos promastigotes son fagocitados por los macrófagos presentes en la sangre del perro.
  3. Dentro de los fagocitos, los promastigotes pierden el flagelo y se multiplican hasta que rompen la célula y liberan amastigotes. Estos amastigotes son, a su vez, fagocitados por otras células, dando lugar a una diseminación masiva.
  4. Mientras se alimenta con la sangre del perro infectado, otro flebotomo ingiere los macrófagosinfectados por amastigotes. En el interior del flebotomo se convierten en promastigotes, que se multiplican activamente. Dentro del aparato bucal vuelven a ser infecciosos y están listos para completar el ciclo biológico y ser inoculados a un nuevo hospedador vertebrado. En condiciones de temperatura y humedad óptimas, el ciclo se completa en 7-14 días.

En resumen, el mosquito pica a un perro que ya tiene leishmaniosis y a continuación pica a otro perro, así que éste perro se acaba contagiando.

La principal forma de evitar la infección es utilizando antiparasitarios tópicos con una actividad repelente comprobada frente al flebotomo.

¿Cómo prevenir el contagio por Leishmaniosis?

Cuando llega la época de primavera y verano es más frecuente ver casos de Leishmaniosis ya que el flebotomo frecuenta zonas con humedad y material orgánico y son lugares por los que se suelen pasear a los perros. Por eso, es muy importante proteger a los perros frente a este y otros parásitos. En la zona del norte de Extremadura es muy frecuente, por lo que se debe tener mucho cuidado. A continuación os mostramos un mapa de las zonas en las que se encuentra con más probabilidad:

La mejor manera de protegerlo frente a la Leishmaniosis es combinando un collar antiparasitario o pipeta y la vacuna. Esta vacuna se administra anualmente a aquellos perros que previamente han dado negativo en una prueba de Leishmania.

El objetivo de la vacuna es recudir el riesgo de los síntomas de la enfermedad y fortalecer su sistema inmunitario. Ya que la vacuna no actúa frente al flebotomo, hay que usar un repelente para una mayor protección. Nosotros recomendamos los collares Scalibor, ya que tienen una duración de 12 meses frente al flebotomo.

Algunos Consejos para prevenir la Leishmaniasis

  • Evita las zonas con charcos y el agua (es donde suele estar el mosquito).
  • Evita las horas pico (1ª hora de la mañana y última de la tardes).
  • Si ya tienes un perro con leishmaniosis, extrema la precaución, puesto que el mosquito le puede picar y si pica a otro perro lo contagia también. (Sobre todo si tienes perros con leishmaniosis y convive con otros perros sanos).
  • Haz chequeos rutinarios a tu perro, te ayudarán evitar sustos o a poder tratar mejor la enfermedad.
  • Vacuna a tu perro cada año.
  • Utiliza siempre productos antiparasitarios para repeler el mosquito.

Tratamiento Leishmaniosis

Como ya hemos dicho, la enfermedad no tiene cura, pero actualmente existen algunos fármacos caninos que ayudan a fortalecer su sistema inmunológico. El tratamiento indicado para el perro
infectado, dependerá de la gravedad de los síntomas que presente y el tipo de afección que tenga, ya sea cutánea o visceral.

¿Cuáles son los síntomas que indican que tu perro padece Leishmaniosis?

Signos cutáneos:

  • Úlceras en la piel.
  • Onicogriposis (uñas largas).
  • Caquexia (adelgazamiento).

Signos clínicos frecuentes:

  • Queratosis nasal y digital.
  • Linfadenopatía

Si crees que a tu perro le ha picado un flebotomo, acude urgentemente a tu veterinario para realizar las pruebas específicas para el diagnóstico de la enfermedad. Cuanto antes se tengan los resultados, antes se podrá tratar al animal.

¡Recuerda que la prevención es la mejor curación!

Pronto os traeremos más #ConsejosVeterplas, mientras tanto seguimos cuidando y mimando a nuestra #veterplasfamily 🙂